La red social ofrece información en público a sabiendas de que es totalmente falsa. Eso lo dice todo de ejecutivos sin escrúpulos y con características delincuenciales.

La aplicación de Instagram en un teléfono inteligente, es como un apéndice más para muchas jóvenes que quieren verse reflejadas en la sociedad, de manera pública y notoria, llegando a los extremos más insospechados de adicción cibernética.

Muchas de las adolescentes a las que han sometido a una encuesta dicen , que cuando se siente mal con su propio cuerpo, Instram hace que se sientan aún peor. La falta de autoestima, puede desencadenar dentro de una década, una ola de suicidios sin precedentes, por la precariedad social, la prevalencia de la imagen electrónica sobre la real, y el fracaso relacionado con la aceptación de estas redes sociales.

Las Grandes Injusticias

Sabías que Facebook, es selectivo e inequívocamente partidario de la riqueza en todos sus sentidos. La moderación de Facebook no es igual para todos, lo que es en sí mismo, una injusticia sobrellevada al extremo. Si un usuario normal de Facebook escribe algo explícitamente violento o sube una fotografía, en la que da de mamar una madre a su bebé, la red suprime la publicación. Sin embargo, aparecen perfiles repletos de erotismo, y semidesnudos, de jóvenes modelos que insinúan actividad sexual sin ningún tipo de restricciones por parte de Faceboo.

Esto es debido a que facebook, mantiene en sus bases de datos una serie de usuarios VIP, con los que la red social, se toma muy a la ligera las normas que impone en todas sus Políticas de Privacidad y Contenido. En este caso la moderación de sus contenidos se relaja, se hace más lenta, dejan pasar el tiempo, e incluso al final, no toman ninguna medida de censura contra ellos, cosa que sí hacen a diario con el resto de los mortales.

Hay un refrán muy conocido que dice que lo barato sale caro. Pues qué diríamos de Facebook, ¿que a caballo regalado no le mires el diente? Pues si el caballo tiene la peste, o te suelta una coz en tus partes, y te deja sin aliento, las consecuencias las vas a sufrir tú, no el caballo.

Así que si estás pensando en dejar atrás esta etapa de redes sociales como Facebook, su homólogo Instagram, y otras muchas y muy parecidas, no lo dudes ni un segundo más. Saldrás ganando en tranquilidad, sosiego y podrás disfrutar de lo que realmente importa.

Según algunos informes, más de un 40% de usuarios de Facebook e Instagram en EE.UU tienen menos de 22 años. Dentro de unos años estos jóvenes pueden ser víctimas de un trastorno de salud mental, si no actúan por sí mismos a tiempo, y se dan cuenta de la divergente funcionalidad de la redes sociales. Como poco sufrirán cabreos importantes, odiarán a otras personas que ni siquiera conocen su carácter real, y se tendrán una fe ciega hacia los perfiles virtuales que a diario consultan para ver qué novedades hay.

Recuerda que si quieres eliminar una cuenta de Facebook e Instagram, hay que seguir unos sencillos pasos para eliminarla definitivamente.

Pin It on Pinterest

Comparte esta Página Web

Comparte la información en la Red